Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

martes, 17 de julio de 2012

Sede de Palestina

Texto original: Lebanon NOW

Autor: Ziad Mayid

Fecha: 17/07/2012

 "Uno, uno, uno, palestinos y sirios son uno"

A tres pueblos de la zona del Levante árabe reúne el sufrimiento provocado por el régimen sirio: el sirio en primer lugar, el palestino en segundo lugar y finalmente el libanés. Pero el sufrimiento del pueblo palestino tiene un significado especial, o mejor dicho, connotaciones especiales, a saber, que en nombre de la cuestión de este pueblo se encarceló a los tres.

La ley de emergencia, la prohibición de partidos, el saqueo del Estado y la sociedad, la protección del “punto débil” (El Golán) y el enfrentamiento a todo proyecto de rendición fue resultado de la máxima “la prioridad es la cuestión palestina”. La guerra de los campamentos en Líbano se llevó a cabo también partiendo de dicho principio, del mismo modo que con ella han de relacionarse las detenciones y la represión en los campamentos palestinos en Siria. Basta con que una de las sedes más crueles en sus métodos de tortura de los servicios de seguridad en Damasco se llame “sede de Palestina” para que uno comprenda la estrecha relación establecida por el régimen con la cuestión de la liberación de Palestina, convirtiéndola en una cárcel material oscura por un lado y en un centro de detención simbólico por otro. En el primero amontona a los opositores políticos, sirios y palestinos y los llama traidores y enemigos de su cuestión “central”, sometiéndolos a torturas y trato inhumano. En el segundo, inunda con palabras y conceptos los cerebros, dirigiéndose a sus rivales con un antiimperialismo desatado y tratándoles como “enemigos de palestina” y enemigos de su bandera, adoptada como bandera del Baaz. 


Así conforma el régimen sus redes de domesticación y asesinato de las libertades y cimenta un despotismo cuyo título es “Palestina”. Si a alguien se le ocurre desafiarlo, se saca de los cajones de sus reuniones de seguridad la acusación preparada y se difama a quien “se ha atrevido a conspirar contra Palestina”.


Y así es como el régimen ha elaborado un programa que se ha convertido en la identidad de los “antiimperialistas” (de todo tipo) que lo repiten de memoria, justificando todo con la excusa de Palestina y entendiendo el mundo entero (hipócrita o estúpidamente) como un nido de trampas y emboscadas preparadas en su contra por ser los portavoces, como su régimen, de Palestina.


Esta prostitución se ha mantenido durante cuatro décadas e incluso cuando estalló la revolución siria, llamando a la libertad y la justicia, el régimen y sus aliados antiimperialistas blandieron la misma espada en su cara, pensando que serviría como factor disuasorio. Pero esta vez se sorprendieron y descubrieron que era demasiado tarde, que las bondades del robo y la corrupción ya no servían. La sede de Palestina ya no da demasiado miedo y los campamentos de Latakia, Homs, Daraa, como los campamentos de Damasco y el resto de ciudades sirias se han diluido con su entorno y han derrocado en pocas semanas años de hipocresía y picardía.


Y hoy, la revolución agrieta las puertas de la mismísima “sede de Palestina”, y sirios (y palestinos) arrancan la luz entre sus celdas. Mañana cuando se desplome, pasarán junto a ella decenas de miles de quienes dejaron años de su vida en ella y construirán sobre sus escombros un museo para recordar a todos a los que se les robaron sus años y su dinero, las voces de cuyas madres se ahogaron en la acera y en las salas de larga espera…

No hay comentarios:

Publicar un comentario