Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

martes, 6 de septiembre de 2011

Despertad como y donde queráis…

Texto original: Kebreet
Fecha: 06/09/2011  

Queremos agradecer al autor la colaboración en la traducción de un par de ideas que resultaban confusas.


Despertad[1] en una nación, sin islamistas ni laicistas…
Sin comités, ni conferencias, ni líderes…
Sin tratantes[2] de revoluciones, ni esclavos del régimen…
Despertad en una nación en la que no se usan las armas para matar las palabras…
Despertad en una nación con cuatro lenguas oficiales…
Y siete nuevas religiones cada día.
Con diosas que no se debilitan por las plegarias de las madres que han perdido un hijo, sobre un cielo al que no se dispara…
Despertad en una nación de paredes sordas cuyos oídos han sido circuncidados… o directamente, sin paredes…
Una nación que no se parece a mí, ni a vosotros, que no me maldice y que no os maldice, que no me rechaza y que no os encierra…
Despertad…
En libertad…
Una libertad ni importada ni consumida,
Ni innovadora, ni falsificada.
Despertad con una lengua en la que la palabra mártir no existe,
Nacida ayer, infiel a lo largo de la historia[3]…
Sin verbos en pasado que hablen de conquistas[4],
Ni verbos engañosos que hablen de alianzas[5].
Y carente de sintagmas preposicionales[6] donde una partícula arrastra al nombre.
Despertad con una lengua sin letras con ángulos agudos [7].
Despertad en una ciudad que no esté al borde de la muerte,
En la que no hay imprentas especializadas en editar esquelas,
Y donde está prohibido importar café amargo.
Despertad con una victoria tan grande como mi desesperación.
Despertad con una sorpresa del tamaño de mi frustración.
Despertad entre risas que acompañen a mis lágrimas.
Despertad con un dios que responde cuanto se le ruega que lo haga,
Y con profetas que no son diestros en matar en nombre de Dios.
Despertad para ver un periódico cuyo titular sea "Jaque mate".
Despertad como y donde queráis.
Yo, si despierto, despertaré… Si no, da igual.

[1] En árabe, para dar las buenas noches se utiliza la expresión "que despiertes con bien".
[2] La palabra usada en árabe es la misma que para la trata de blancas o de esclavos.
[3] La lengua árabe es la lengua del Corán, lengua en la que fue revelado como el propio libro asegura, lo que la dota de un cierto carácter sagrado.
[4] Literalmente, el texto dice "verbos en pasado cuya última letra ha de ser la 'a'". En árabe, la vocal breve "a" se llama fatha, palabra que coincide con las conquistas del imperio islámico (fath), que se entienden como una apertura hacia la religión (la raíz fataha significa abrir y la "a" es la vocal abierta por excelencia).
[5] Literalmente dice "vocalizados en 'u'", sonido cerrado cuya raíz (damma) siginifica abrazar, unirse... El autor quiere expresar así las mentiras de las alianzas que inducen a la gente a creer en ellas
[6] El sintagma preposicional en árabe se llama "el que arrastra y el arrastrado"; es decir, la preposición obliga al nombre a ir en genitivo y este carece de independencia.
[7] Las letras árabes son muy curvadas, pero algunas de ellas, si se esciben angulosas pueden asemejar armas, según la explicación del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario