Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

miércoles, 1 de febrero de 2012

La crisis siria y los equilibrios regionales

Texto original: Al-Hayat

Autora: Randa Taqildin

Fecha: 01/02/2012



Terrorífico, doloroso y horrible, así es lo que está pasando en Siria. Siete mil muertos y el régimen sigue reprimiendo a su pueblo como si de su peor enemigo se tratase. Por su parte, Rusia sigue adoptando una postura incomprensible que solo se explica por su voluntad de recuperar los días de influencia pasada cuando era una gran potencia y poner trabas al Consejo de Seguridad. ¿Logrará Marruecos con el apoyo de los países árabes la aprobación internacional del proyecto de resolución árabe asumido por la Liga Árabe y rechazado por Siria? Este régimen asesino de sus hijos no puede mantenerse ante un mundo incapaz de detener la violencia y la represión por culpa de Rusia. 

La caída del régimen sirio tendrá importantes efectos en los equilibrios de fuerzas de la región, sobre todo en Líbano, Palestina e Iraq, y ello por varias razones. Por ejemplo, en Palestina, Hamás ha comenzado a cambiar su postura, algo que evidencia la última visita de Khaled Mishal (líder político de Hamás) a Jordania. En Líbano, Hezbollah se verá obligado a repartir el poder de verdad con la oposición y dialogar con ella en profundidad sin arrogancia ni afán de dominio como hace ahora. Este partido, tras la caída de un régimen abocado a la desaparición, no tendrá otra opción que respetar al otro sector del pueblo, ese que desea un Líbano soberano, libre y no sometido a los designios de Siria ni de Irán. 

Pero sin duda el cambio principal que acaecerá al caer el régimen es que Irán se quedará sin su brazo derecho en el Iraq de  Al-Maliki, país cuyos partidos políticos religiosos se han formado  en Irán, que los ha apoyado y financiado. Estos partidos no tuvieron nunca un papel político en el interior, pero en el exterior, después de que Saddam Hussein purgara al partido Al-Da’wa[1] por ejemplo, este dejó de realizar sus actividades en Iraq y se asentó en Irán y hasta cierto punto en Siria. Al-Da’wa y el Consejo Supremo[2] son los dos partidos más destacados creados en la etapa post Saddam en Irán. Por su parte, la corriente del Ejército del Mahdi fue entrenada en Irán en las artes de la represión, la violencia y el terrorismo, exactamente igual que el grupo de Qays al-Jar'ali[3], próximo al gobierno del presidente iraquí Nuri al-Maliki, armado y entrenado por Irán. También está el grupo de Abu Karar, que se refugió en Irán y hoy manda terroristas a Iraq. Muqtada al-Sadr está sometido a la influencia iraní y reconoce que Irán financia su movimiento, ya que los aparatos de inteligencia y seguridad iraníes son activos en Iraq, especialmente en Kerbela y Nayf. 

Irán dirige Iraq a día de hoy. De hecho, el presidente sirio en un principio, aseguró que apoyaba la candidatura de Iyad Allawi (rival de Al-Maliki), al que pidió que viajara a Siria porque iba a visitar Irán para convencer a sus líderes de que aceptaran otro presidente que no fuera Al-Maliki, con el que Al-Asad discrepó en un primer momento. Finalmente, hizo lo que Irán dispuso; es decir, apoyar el nombramiento de Al-Maliki, puesto que el régimen sirio es el instrumento principal de Irán para el trabajo al descubierto, el terrorismo, la intervención y el ejercicio de la violencia tanto de Irán como de Siria. Si cae el régimen de Siria, Irán perderá a su brazo derecho para influir en Iraq y perderlo implica perder también el izquierdo: su influencia sobre los partidos sectarios en Iraq, que no serán más que instrumentos de Irán, ya si esconderse, por lo que puede que algunos busquen otros aliados para protegerse de Al-Maliki. Siria se encarga de mantener ocultos los movimientos realizados por Irán.

Aunque la caída del régimen es algo inevitable, queda la incertidumbre de cuánto tardará en hacerlo y cuál será el coste de ese tiempo en el que seguirá matando. Lo que se pide hoy es una intervención internacional rápida para detener el derramamiento de sangre de inocentes y trabajar por la expulsión de un régimen que comete crímenes contra su pueblo y contra su país hermano Líbano. Que el mundo y el Consejo de Seguridad salven a Siria de los crímenes cometidos en Siria, Líbano e Iraq. Si no lo hace, será Rusia quien cargue con la responsabilidad de un crimen que se mantendrá en la memoria de los pueblos de la región para siempre.

[1] Partido más importante en Iraq que reivindica los derechos de los chiíes y busca instaurar un Estado inspirado en las normas religiosas de dicha confesión.
[2] Fundado originalmente para llevar a cabo una revolución islámica en Iraq, actualmente habla de un sistema libre y con alternancia de gobierno que respete la identidad musulmana del pueblo. Su fundador es Muhammad Baqir al-Sadr, abuelo de Muqtada al-Sadr, que dirige el Ejército del Mahdi.
[3] Los llamados "Gentes de la verdad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario