Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

viernes, 27 de diciembre de 2013

Comunicado de las agrupaciones islámicas de Siria sobre el comportamiento del Estado Islámico de Iraq y Siria

Texto original: IslamicSham

Fecha: 21/12/2013



En el nombre de Dios el Clemente, el Misericordioso

A Dios no le gusta la maledicencia en voz alta, a no ser que quien lo haga haya sido tratado injustamente. Dios todo lo oye, todo lo sabe  (Corán, 4:148).

Gracias a Dios que envió el Libro con la verdad y el equilibrio para que las gentes fueran justas, y la oración y la paz sobre nuestro señor Mahoma, el enviado con la buena nueva, maestro de Bien que llamó a seguir el camino del Señor con sabiduría y buen consejo.

Dios el Altísimo ha bendecido a sus siervos en la zona del Bilad al-Sham con la yihad en su nombre contra el régimen déspota criminal, y a pesar del dolor y los sacrificios, de la ferocidad del enemigo y del abandono de todo el mundo, Dios los ha mantenido firmes y les ha apoyado, dándoles victorias que no esperaban.

Lo más distinguido de la yihad en esta zona desde el comienzo han sido su pureza e integridad, y el no desmarcarse de sus objetivos o medios a pesar de las escasas posibilidades militares y económicas.

Sin embargo, la escisión no tardó en hacer su aparición con la presencia de grupos que ofrecen fidelidad y rinden pleitesía a sus organizaciones, ligando la yihad de los musulmanes con su propio proyecto. En aquel momento emitimos nuestro comunicado deseando evitar la escisión antes de que se produjera, mencionando los peligros que este tipo de acciones conllevaban para la unidad de filas y la yihad, y más aún, para las unidad entre los muyahidines, provocando la enemistad de actores exteriores, especialmente contra los muyahidines, y contra todo el pueblo sirio.

Pero la situación empeoró y la división se profundizó, y algunas facciones comenzaron a exigir obediencia considerándose un “Estado”, oprimiendo y acosando a los muyahidines de otras brigadas. Entonces emitimos otro comunicado en el que dijimos “¿Qué os pasa?”, apoyando la yihad en Siria y temiendo la dispersión y luchas intestinas de los muyahidines. Preocupados pedimos a la umma que hiciera un llamamiento a centrarse en el enemigo común y evitar una situación peor, considerando pecado el derramamiento de la sangre de los musulmanes. Aconsejamos  que se solventaran tales diferencias, pero ello solo incrementó la opresión y los ataques de esas facciones, así que ya no nos queda [Cuando Dios concertó un pacto con los que habían recibido la Escritura: “Tenéis que explicársela a los hombres, no se la ocultéis” (Corán, 3:187)] más que llamar a las cosas por su nombre, para preservar la yihad y llevar a cabo nuestro deber de aconsejar a la umma, preocupándonos por el bien de quien no actúa como debe [“Que pereciera quien debía perecer y, ante una prueba clara, sobreviviera quien debía sobrevivir” (Corán, 8:42)].

El Estado Islámico de Iraq y Siria ha introducido en la sociedad siria una serie de prácticas divisiorias y perversiones, entre las que destacan:

1.       La omisión del pueblo sirio al anunciar un Estado sin sus componentes legales o reales, y sin consultar a los que tienen capacidad de decidir eso en el país.

2.       La pretensión de ser los únicos que siguen el método correcto, ridiculizando la opinión de otros y degradándolos.

3.       La obsesión por excomulgar, examinando a la gente, hasta el punto de que la excomulgación y la calificación de traidor, junto a la amenaza de muerte, se han convertido en palabras corrientes entre sus miembros.

4.       El considerar a todo el que está en desacuerdo con ellos un agente y un traidor a la yihad, aunque sean gentes de bien que incluso les superan en conocimiento y esfuerzo.

5.       El rechazo al arbitraje de los tribunales de shari’a cuando hay disputas o diferencias, excepto en lo que les compete y es relativo a sus decisiones.

6.       El mantener ocupadas a las brigadas yihadistas en enfrentamientos que pretenden ampliar su Estado y lograr que les rindan pleitesía, en vez de ocuparse en combatir al enemigo común, intentando dominar los puntos económicos y militares de las zonas liberadas después de saqueárselas a los muyahidines.

7.       El recurso a la agresión y el enfrentamiento con todas las facciones y el derramamiento de la sangre prohibida, humillando a las víctimas.

8.       La detención de muyahidines, predicadores, periodistas y activistas, para interrogarlos e impedir las labores de ayuda humanitaria y de prédica aduciendo una división en el método o acusándolos de ser agentes o traidores.

9.       El provocar disputas y llevarlas a enfrentamiento, aumentando la escisión y la división en las filas.

Por tanto, nosotros, dando ejemplo de la orden de nuestro señor de ser claros y en pro de la yihad en el Bilad al-Sham y evitar que suceda lo que ha sucedido en otros países.

a)      Llamamos a los líderes del Estado Islámico de Iraq y Siria a que se unan a la verdad, y escuchen los consejos de los fieles consejeros, corrigiendo dichas infracciones.

b)      Responsabilizamos al Estado Islámico de Iraq y Siria de las violaciones y crímenes resultado de su incesante opresión y agresión, así como las consecuencias de las acciones a las que recurran las demás facciones para defenderse a sí mismas, así como el resto de la población y los bienes materiales [Quienes, tratados injustamente, se defiendan, no incurrirán en reproche. Solo incurren en él quienes son injustos con los hombres e insolentan en la tierra injustamente (Corán, 42:41,42)].

c)       Hacemos un llamamiento a los sabios que siguen siendo escuchados por el Estado Islámico de Iraq y Siria que digan la verdad sin tapujos, pues tras lo sucedido, no deben temer la escisión, pues esta llegó con el silencio.

d)      Llamamos a los que apoyan la yihad en Siria a que teman a Dios e intenten destinar bien sus fondos y los de los musulmanes, para que no se conviertan en motivo de derramamiento de la sangre de los musulmanes y ayude a reforzar a los muyahidines.

e)      Loamos el hecho de que las brigadas que han sufrido esta opresión se hayan controlado y hayan intentado encontrar los medios para lograr un pacto y corregir la situación siempre que han podido.

f)       Animamos a las brigadas individuales y las péquelas agrupaciones a que se unan aún más y conformen entes más grandes, pues ello es lo que da miedo al régimen y os sirve más.

Muyahidines: En la adversidad siempre hay algo positivo, y en la escisión es cuando los corazones se examinan y se discierne quién comparte filas con uno. Tened paciencia, toda la paciencia del mundo, y uníos. [No va Dios a dejar a los creyentes en la situación en que os halláis hasta que distinga al malo del bueno (Corán, 3:179)]. Vosotros estaréis por encima si sois creyentes. Dios esté con vosotros y no os abandone.

Dios es omnipotente, gracias al Señor.

Firmado por:
Organización Sham Islámico
Liga Siria de Ulemas
Liga de Ulemas de Siria
Foro Islámico Sirio
Oganización de la Sharía en Alepo
Liga de Predicadores de Mezquitas de Siria
Asociación de ulemas kurdos de Siria
Organización de ulemas libres de Siria

1 comentario:

  1. Terroristas que matan cristianos, alawis, druzos, ateos, judíos, bahais y todo lo que se mueve, condenan a otros terroristas, por hacer lo mismo.
    ?No admiten libre competencia y quieren el monopolio del negocio?.
    Siguiendo esa misma lógica, pido al equipo de traducción publicar algún artículo árabe que consigan, donde grupos de hooligans de Al Ahly Libya, Al Ahly Egypt, Al Masry o los de la selección argelina y demás clubs de fútbol árabes, condenen la violencia de los hooligans del fútbol sirios. O uno de digamos contrabandistas libios condenando a los contrabandistas de automóviles libaneses, sirios y turcos.

    ResponderEliminar