Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

viernes, 27 de septiembre de 2013

Entrevista a Razan Zaytoune, recientemente amenazada por extremistas



Texto original: NOW

Autora: Doha Hasan

Fecha: 24/09/2013




Razan Zaytoune, la activista de Derechos Humanos y escritora siria, es coordinadora general del Centro de Documentación de Violaciones en Siria, que pretende ser una base desde la que se hagan públicas las violaciones de los DDHH por parte del régimen de Bashar al-Asad. Con el inicio de la revolución, Zaytoune se vio obligada a esconderse a causa de su actividad en los medios, y a día de hoy sigue de cerca lo que sucede sobre el terreno en Siria.

Zaytoune, miembro fundador de los Comités de Coordinación Local en Siria, ganó el premio Anna Politkóvskaya de las defensoras de los DDHH, además del premio Sajarov del Parlamento Europeo junto al caricaturista sirio Ali Ferzat. Recientemente se ha visto amenazada y ha sido objetivo de campañas que la consideran una traidora, no por parte del régimen como era costumbre, sino por otra parte que no puede concebir la idea de lo que ella hace.

NOW realizó con ella, que es compañera además, esta entrevista: 

¿A qué amenazas te has enfrentado recientemente?

Estamos en una revolución. Hay caos y vacío securitario. En otras zonas, los activistas se han visto sometidos a cosas mucho peores que las amenazas y las campañas que tachan a la gente de traidora. Lo que diferencia a la zona de Al-Ghoutta oriental es que aún hay un movimiento civil activo, y que es de las zonas liberadas que presencian menos casos de caos o falta de seguridad, debido a la cohesión de las brigadas y porque la mayoría de los combatientes son hijos de las propias ciudades y las aldeas liberadas, además de que apenas hay extranjeros (y me refiero al Estado Islámico de Iraq y Siria y sus semejantes).

A pesar de los errores, Al-Ghoutta oriental sigue siendo el más bello ejemplo de la faceta más brillante de la revolución siria. Por eso hemos dicho y decimos que no se abandone a Al-Ghoutta, porque necesita reforzar sus puntos fuertes para poder enfrentarse a todo lo malo a lo que se ha enfrentado el resto de zonas liberadas. En cualquier caso, siempre hay quienes no han aprendido de las lecciones de la revolución, y creen que pueden copiar la experiencia monocromática y monofónica del régimen. Eso es imposible, porque el pasado no volverá y esos caerán como caerá el régimen. Que el régimen amenazara a los activistas, los detuviera o los asesinara no hizo retroceder ni detenerse a la revolución. Entonces, ¿por qué algunos creen que con tales prácticas pueden imponer su visión, planes y color? 

¿Constituye la protección que te brinda la población civil una garantía suficiente contra las amenazas que recibes? 

El tema de la protección en un ambiente de revolución para un civil que no tiene sostén militar no es real, pero lo importante es la amplia y sorprendente solidaridad de las actividades civiles sobre el terreno. Siento una fuerza “simbólica” que tal vez no pueda enfrentarse a amenazas físicas, pero sí enfrentarse a las frustraciones y que es capaz de garantizarnos que podamos continuar hasta el último momento. Los civiles son el apoyo de los civiles, y la fuerza de la solidaridad entre los activistas civiles, y entre ellos y la gente, es una garantía básica para el mecanismo de reforma desde dentro de la revolución contra lo negativo y los errores momentáneos. Y en primer instancia, esa una fuerza y una garantía para esas actividades mismas.

Incluso en el nivel militar, ha habido solidaridad por parte de los batallones y brigadas a lo largo y ancho de Al-Ghoutta. A nivel personal, estoy muy agradecida a todos mis amigos que iniciaron la campaña de solidaridad conmigo en el interior y el exterior. No puedo agradecérselo lo suficiente. También se lo agradezco a todos los consejos locales, a las oficinas y a los activistas que se han implicado en ella. Estoy en deuda con ellos por la esperanza que me han dado y el cariño con el que me han arropado. 

¿Hay facciones extremistas en la zona de Al-Ghoutta oriental como el Estado Islámico de Iraq y Siria (EIIS), Al-Nusra u otros? 

Hay presencia del Frente de Al-Nusra y últimamente ha comenzado una tímida presencia del EIIS. No he oído nada sobre reacciones por parte de las brigadas hacia el EIIS en la zona de Al-Ghoutta oriental y no sé cómo se va a tratar el tema, sobre todo ante los recientes acontecimientos en Azaz y otras zonas. Creo que la gente confía en su ESL para que trate el tema pronto y antes de que sea demasiado tarde.

No es fácil para las brigadas dejar sus frentes e iniciar batallas secundarias. Eso se entiende perfectamente, sobre todo porque todos ellos sufren de falta de apoyos, especialmente las brigadas y batallones que no tienen una agenda, excepto derrocar al régimen. La mayoría no pueden ni siquiera pagar los sueldos de sus miembros. Quien teme el caos y el terrorismo de EIIS debe hacer algo para ayudarles a seguir, en vez  dañar, condenar, y llorar por la revolución. 

¿Qué trabajo realizas actualmente en Al-Ghoutta? 

Lo primero que hago yo es “vivir” en Al-Ghoutta oriental, como ciudadana en un territorio liberado de mi país. En cuanto al trabajo, me centro en dos aspectos: el Centro de Documentación de las Violaciones en Siria, donde preparo informes sobre el terreno de la situación en la zona, como hicimos con el ataque químico y otros distintos; y colaborar en las tareas de provisión de servicios en la zona, para ayudar a la gente a superar el bloqueo que impone el régimen para someterlos.

Al-Ghoutta se está marchitando. La revolución floral y animal está camino del desastre. El hambre y las enfermedades nos amenazan a todos. Algunas cosas pueden aliviar en parte los efectos del bloqueo y ayudar a la gente a resistir y soportar una parte de la carga de los combatientes en el frente. El resto de zonas liberadas han sido poco atendidas hasta que al final los problemas se han fosilizado antes de que se intentara superarlos, lo que ha llevado a una prácticamente total impotencia.

Hoy la oportunidad llega desde Al-Ghoutta, el portal de Damasco, para trabajar por solucionar en la medida de lo posible esos problemas, para que la zona sigua siendo capaz de enfrentarse a lo peor. La Coalición Nacional debe proponer un proyecto completo en la zona de Al-Ghoutta… Los donantes deben consolidar una parte tangible de sus actividades a ayudar a esta zona a resistir. Encontrar una solución para la basura, por ejemplo, aunque sea materialmente costoso, costará menos que tratar las plagas, las enfermedades y la pérdida de vidas. Ayudar a los consejos locales a administrar los asuntos de sus zonas será mucho menos costo que resolver el caos que conllevará la ausencia de dichos consejos, y así con el resto de cosas. 

¿Sientes miedo? ¿Piensas en marcharte? 

Nunca he sentido miedo, pero al principio sentí mucha amargura. Durante un instante pensé en marcharme a un lugar que me apartara pero que me permitiera seguir trabajando en lo que comencé. Solo fue un momento de frustración. No estoy en  una “misión”, sino que como he dicho, “vivo”, y cuando no tenga nada que hacer, cerraré la puerta de mi casa y me quedaré dentro, en mi casa en la zona liberada de mi país. Además, me une una relación estrecha con decenas de amigos a los que no soy capaz de expresarles cuánto los quiero, y cómo veo a Siria en sus ojos… Civiles, activistas y revolucionarios en los frentes.

A nadie se le ocurre pescar en aguas estancadas e intenta condenar a nuestra revolución por lo que le ha sucedido –entre lo que hay verdaderas desgracias como sucede en Raqqa y Azaz. Dos años y medio de revolución huérfana es un milagro, por su perseverancia y sus múltiples detalles y héroes, tanto los que han muerto como los que siguen detenidos o en los frentes o en sus actividades civiles, humanitarias y de servicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario