Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

jueves, 22 de agosto de 2013

La peor masacre está por llegar

5135

Texto orginal: Al-Modon

Autora: Sherin Al-Hayek

Fecha: 21/08/2013

Sin previo aviso, lo único de lo que podemos hablar es de montones de cadáveres, en su mayoría niños. Llegan imágenes y vídeos y es como si el Paraíso sufriera de tal carencia de felicidad que necesita enviar a la muerte a elegir pequeños rostros inocentes, como si los ángeles del Paraíso hubieran dimitido y fuera necesaria toda esta muerte para anunciar el Día de la Resurrección en el Cielo. La muerte misma ya no significa nada en esta situación. La muerte se ha convertido en algo que sucede, nada más, algo que hay que esperar y que sabemos que vendrá: la desgracia sigue viva.



Los que seguimos vivos debemos tomar las decisiones y buscar entre los cadáveres y los pequeños rostros un poco de humanidad o mucho salvajismo. Un salvajismo que no necesariamente emana solo del asesino.

Llámalas armas químicas, llámalo gas asfixiante, llámalo sarín… Llámalo como quieras, pero no devolverá a la vida a ningún niño. Mientras tú te afanas en determinar el nombre científico y específico de la situación (para que no parezca un error mediático o que tu conocimiento químico y físico es débil en este momento tan crítico), los niños están inhalando este gas directamente, sin importarles su nombre correcto, ni su clasificación.

Las Fuerzas Armadas leen un comunicado emitido por el Mando General del Ejército y las Fuerzas Armadas: “El Mando General del Ejército y las Fuerzas Armadas aseguran que estas afirmaciones son falsas por completo y forman parte de la sucia guerra mediática que dirigen algunos países contra Siria…”

Escucho de nuevo el comunicado: “Las afirmaciones de estas bandas terroristas y los canales que las apoyan sobre el uso por parte del Ejército Árabe Sirio de armas químicas no es más que un miserable intento de encubrir sus derrotas sobre el terreno”. Pero peor que el propio comunicado es la reacción internacional, pues ha bastado con que la televisión siria y sus líderes militares negaran la noticia sin aportar pruebas que contrastar con las imágenes, vídeos, cadáveres y dolor  general para que sus palabras se convirtieran en el contrapunto a tener en cuenta frente al resto de pruebas.

Me digo a mí misma que el mayor miedo ahora es el olvido, porque siempre olvidamos. Nos afecta mucho, gritamos, condenamos, insultamos, maldecimos y damos patadas de rabia al suelo, y después olvidamos. Y olvidamos más tras la segunda o tercera masacre que la primera tuvo lugar. 

Pienso en lo que escribió un amigo en su página de Facebook hace unos días: “La peor masacre está por llegar”. ¿Es esta la peor masacre, o la siguiente será aún peor? Tras la pregunta, vuelve el miedo, el mismo miedo: que olvidemos lo que ha pasado, y lo que pasará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario