Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

sábado, 1 de junio de 2013

No por nada

Este vídeo está grabado en Homs, una ciudad que lleva cientos de días sitiada. La entrada número 400 es para ellos:



Aquí, en la Homs sitiada, no por nada, solo para que lo sepas:

Hombre: Aquí en la Homs sitiada no tenemos ningún sitio donde enterrar a nuestros muertos, así que hemos tenido que enterrarlos en el jardín, como puedes ver. En la entrada enterré a mis hijos y aquí al fondo he enterrado a mi hermano. Ya no hay sitio para que me entierren a mí a su lado. Y aún así, nos quedaremos. No por nada, solo para que lo sepáis.

Niño: No por nada, solo para que lo sepas.

Anciano: ¡Humanidad, umma (comunidad islámica), árabes, pueblo sirio, estamos aquí! No tenemos comida, ni bebida, ni siquiera hay vida. No nos vamos a ir, no nos vamos a ir, no nos vamos a ir. Aquí vamos a morir y aquí nos enterrarán. Solo para que lo sepáis tú y los demás.

Niña: Me llamo Tasnim y esta es mi escuela. Mis amigos los que se marcharon ya están en octavo curso, y yo sigo en quinto. ¿Por qué? ¿Qué he hecho para no poder avanzar como ellos? Soy inocente: no he hecho nada. Pero vosotros, ¿por qué nos habéis dejado aquí? Mi madre ha muerto, mis hermanos han muerto. Nos habéis dejado aquí solos, ¿por qué? Eso no está bien. Volved. Tenéis que volver, empezar de nuevo. Yo no me iré: esta es mi tierra, esta es mi patria, debo resistir y vivir aquí. No por nada, solo para que lo sepas.

Joven: Soy estudiante de universidad. Estaba estudiando Administración y Dirección de Empresas, pero lo dejé, mientras que mis compañeros se han licenciado y han empezado a trabajar. Yo me quedé en Homs, me quedé para liberar a Homs, para gritar todos que no hay más dios que Dios, porque es necesario, es necesario que nos quedemos aquí. Nos han impuesto la yihad, Dios nos ha honrado con ello. Nos quedaremos aquí para volver a liberar Homs y volver a construirla de nuevo. No por nada, solo para que lo sepas.

Niño: No por nada, solo para que lo sepas.

Mujer con niño: El régimen ha matado a mis hijos y mi hijo pequeño está enfermo y el otro también. No hay comida, ni medicinas, ni siquiera pañales. No hay agua ni electricidad. El agua está sucia, pero la cogemos y la traemos. La comida no se puede lavar. ¿Qué voy a darles a mis hijos? Todo el mundo lo ve y se quedan mirando sin decir nada. Nos dicen que nos vayamos, pero ¿dónde? ¿Voy a pasarlo mal fuera? Los que están fuera lo pasan peor que los de dentro. Tengo mi dignidad, los que están fuera no la tienen, la han perdido, los tratan como refugiados. ¿Por qué somos inferiores a sus ojos, nosotros los sirios? Aquí no hay dinero, ni medicinas ni nada. Si nos vamos fuera, ¿va a haber dinero o algo? No, no hay nada. Todo es caro. Pero a pesar de todo, nos quedaremos aquí. No nos iremos ni nos rendiremos. Mi hijo pequeño que murió nos decía eso: Yo muero aquí en mi tierra, mi patria, con honor antes de irme. Y a pesar de todo, no nos iremos, no nos rendiremos. No por nada, solo para que lo sepas.

Médico 1: Hola. Estamos aquí en el laboratorio del hospital de campaña de la ciudad sitiada de Homs. Los materiales que tenemos son muy escasos. Solo tenemos dos aparatos, que son los que hacen la mayor parte del trabajo cada día. A pesar de la falta de medios y la falta de todo, nos quedaremos aquí con la ayuda de Dios. No por nada, solo para que lo sepas.

Médico 2: Al enfermo aquí en la Homs sitiada lo tiene difícil para ser tratado porque nos faltan especialistas. Y debido a esa falta de especialistas -aunque hemos hablado mucho con los especialistas para que entren en la ciudad y ayuden a los heridos, que ejerzan su deber, ninguno, salvo unos pocos, han respondido- yo como médico de medicina general me he visto obligado a ejercer de ayudante de cirujano para ayudar a los heridos que nos llegan. Y nos quedaremos aquí, porque es nuestro deber, un deber moral y un esfuerzo personal. Que Dios nos ayude No por nada, solo para que lo sepáis.

Niño pequeño: No por nada, solo para que lo sepas (repite varias veces y le corrigen).

No hay comentarios:

Publicar un comentario