Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

viernes, 24 de mayo de 2013

Siria: el Vietnam de Irán

Texto original: Al-Nahar

Autor: Ali Hammada

Fecha: 21/05/2013



El asesinato de Wisam al-Hassan fue la primera señal de que Irán había tomado la decisión de intervenir directamente en la lucha en Siria, y naturalmente, todas las consideraciones árabes, occidentales y locales concernientes coinciden en que Hezbollah perpetró el asesinato del jefe de los Servicios de Inteligencia de las Fuerzas de Seguridad Interior para terminar de meter mano en Líbano a través de la seguridad. La retirada de Ashraf Rifi (Director General del ISF) fue el complemento natural para pavimentar el camino a Líbano, y para hacer entender a quienes deben entender que el partido tiene mucha influencia y que afecta a todos cuando así se decide.

La entrada de Hezbollah, paulatina en un principio y total en las batallas de Quseir, los alrededores de Homs, Sayida Zaynab, Zabadani y otras, fue la segunda señal de que Irán está luchando directamente sobre el terreno en Siria y haciendo uso de todos los instrumentos a su alcance desde el Hezbollah libanés al Hezbollah iraquí, pasando por los cuadros militares iraníes de la Guardia Revolucionaria. Irán, exhausta económicamente, se ha beneficiado, debido a las sanciones impuestas sobre su programa nuclear y a través de su aliado Nuri al-Maliki, de los recursos económicos y en especie de Iraq para cubrir parte del gasto de guerra en Siria. De hecho, sigue presionando a Iraq, que está al borde de una guerra civil confesional.

A pesar de que el régimen en Siria siente un cierto placer dada la ausencia de una resolución occidental para intervenir, poner fin a la batalla y acelerar la caída del régimen, y a pesar del discurso iraní directo o indirecto (Hezbollah), que insinúa que la situación del régimen y de la alianza que lucha tras él y con él ha mejorado notablemente, quizá la realidad sea menos positiva. La implicación directa en Siria le puede suponer, como creen árabes y occidentales, hundirse en un fango del que no será posible escapar sin pagar un precio demasiado alto. Más aún, se puede escuchar en las grandes capitales toma de decisiones en el mundo lo siguiente: ¿Cuál es el inconveniente de que Siria se convierta en el Vietnam de Líbano y lo desangre económica y moralmente? Económicamente por los mil millones de dólares mensuales que se gastan para cubrir la carga de la lucha y el apoyo al régimen. Moralmente por la destrucción de todo el apoyo social acumulado previamente en el Levante árabe a lo largo de las tres décadas pasadas sobre la ola de la cuestión palestina y el enfrentamiento con Israel. Está claro que Hezbollah, el brazo militar-securitario de Irán, está pagando un precio doble por tener su apoyo en una base popular árabe oriental, mientras su implicación cruenta en Siria alerta de que esta acabe convertida en una fosa común pasa sus mejores jóvenes combatientes, y en una fosa moral para todo el apoyo popular acumulado durante veinte años o más. La realidad es que el partido, por necesidades de su tarea original, no ha podido evitar mostrar su verdadera cara: es una organización iraní militar-securitaria con un público libanés drogado por el chovinismo confesional instintivo.

Occidente no se preocupa por las víctimas en Siria, ni le importa que alcancen los cien o doscientos mil muertos mientras el resultado final sea convertir a Siria en el Vietnam de Irán, y  los cementerios queden abarrotados con los cadáveres de los hombres armados de Hezbollah que regresen de llevar a cabo el “deber de la yihad” en Siria. Y mientras tanto, Bashar sigue beneficiándose de una protección israelí incuestionable… Arriba la resistencia…

No hay comentarios:

Publicar un comentario