Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

miércoles, 13 de marzo de 2013

El Chávez de los pueblos y el Chávez de los dictadores



Texto original: Al-Quds al-Arabi 

Autor: Subhi Hadidi

Fecha: 10/03/2013




En el año 2005, que coincidió con el cuarto centenario de la aparición de la novela “El Quijote”, una de las más grandes madres, sino es la gran madre, del arte de la novela, el presidente venezolano, Hugo Chávez, decidió celebrar la magnífica obra de Cervantes de una manera bastante original: pidió al ministerio de Cultura que imprimiera un millón de copias de la misma y que las repartiera gratuitamente entre un millón de familias pobres venezolanas. Ese mismo era el Chávez que estableció una relación de amistad con la mayoría de dictaduras del mundo árabe y que solía, de un modo u otro, comportarse según parámetros simplificados, que se resumen en que si proclamabas tu enemistad con el imperialismo, aunque solo fuera en el nivel del discurso, eras necesariamente enemigo suyo (del imperialismo) y, por tanto, amigo del pueblo venezolano, fuera cual fuese el régimen de dictadura y corrupción que dirigieras.

Ese es uno de los dilemas que han de confrontarse al analizar los logros, siendo mínimamente objetivos, de uno de los más importantes líderes populares, y populistas tal vez. No solo en Venezuela se da este hecho, sino que se extiende por la mayoría de países de la América Latina contemporánea. Él, en su país, es el heredero original del legado revolucionario de Simón Bolívar, y un amigo tierno y feroz de los pobres de su país, pero un contrario aún más feroz de EEUU y los monopolios petroleros y de gas. Esos son algunos de los elementos positivos que conformaron su popularidad y dieron lugar a su acción política, económica y social que empañaba la pureza de las políticas estadounidenses, bien radicadas y que no han cambiado mucho desde que las dibujara a grandes rasgos el ex Secretario de Estado Henri Kissinger.

Los ogros del liberalismo en Washington y en la mayoría de capitales del continente latino, comparaban el comportamiento de Chávez (el “temerario”, el populista, el socialista, etc.) con el comportamiento del ex presidente brasileño Luis Inácio Lula Da Silva (“el racional”, el liberal, el clamado, etc.), hasta el punto de que el segundo reconoció, y esto no va con ninguna intención de glorificar al primero dada su reciente muerte, que Chávez era una de los más grandes epítomes políticos y populares de la historia del continente. En la mente de Lula, estaban los logros de Venezuela durante los dos períodos de Chávez, que iban desde un crecimiento económico del 9% -uno de los más altos del continente-, hasta la erradicación del analfabetismo y las tradiciones terratenientes que obstaculizaban el desarrollo en los sectores agrarios, pasando por los saltos cualitativos en el desarrollo de la infraestructura, los servicios públicos y el desarrollo sostenible.

Ahora bien, en el exterior, y concretamente en nuestros países, la imagen de Chávez quedó plasmada de forma diametralmente opuesta a la que tenía en los países latinos: se saltó el bloqueo a Iraq y visitó Bagdad, declamando un panegírico sobre el dictador que ni Latif Nasif Yasim o Muhammad Sa’id al-Sahhaf (pro-Saddam) llegaron a hacer. Tampoco tuvo problema en decir que Gaddafi era “la única persona a la que le hago el saludo militar y espero ser soldado bajo sus órdenes”, y que el “régimen de Gaddafi” -y no sabemos a qué se refiere con ello- se “mantendrá toda la eternidad”. En cuanto a Bashar al-Asad, ¿cómo no vamos a apoyarle si el suyo es el gobierno legítimo de Siria? Chávez, después de calificar a “los opositores al régimen sirio” como “terroristas que matan a la gente en todas partes”, consideraba que lo que sucede es una “crisis planeada como lo fue la caída de Muammar Gaddafi en Libia” y que “el pueblo de Siria es ahora víctima de una violenta política colonial”.

En contraposición a, y quizá en contradicción, al concepto del “Eje del Mal” que diseñó el ex presidente estadounidense George Bush a principios de 2002, que estaba formado por Corea del Norte, Irán e Iraq entonces, el escritor pakistaní-británico Tareq Ali propuso el concepto del “Eje de la Esperanza”, que también veía compuesto por tres pilares: Cuba, Venezuela y Bolivia, bajo los liderazgos de Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales. Ese era el tema de su libro Piratas del Caribe: el Eje de la Esperanza, en una imitación con moraleja de la gran película estadounidense de Piratas del Caribe. La cubierta del libro hace una parodia del cartel de dicha película: el título está sobre una hoja de papel antigua y las caras de los tres “piratas” (Castro, Chávez y Morales) aparecen en lo alto, como lo hacen Johnny Depp, Orlando Bloom y Keira Knightley.

¿Por qué los piratas? Porque son, con total sencillez, héroes de épocas ya pasadas y cuyos puestos han sido ocupados por otros alternativos o contrarios a tales éticas de heroísmo, y porque fueron revolucionarios en aquel entonces, contra los centros del gran Imperio y las grandes potencias. Son también una leyenda que impregna la imaginación contemporánea en todo lo que tiene que ver con el sentimiento de aventura en el contexto general, y el sentimiento de resistencia contra la dictadura política, y el barbarismo militar en concreto. Hoy, uno de ellos se ha ido; el segundo, Castro, se ha visto retirado de la política por una enfermedad; el tercero se ha quedado luchando contra aludes y huracanes.

Y de la misma manera que es correcto diferenciar entre más de un Chávez, también lo es distinguir entre más de un Ali: el autor de este bello libro, y decenas como él, han errado en contra del levantamiento sirio varias veces, pues sus posturas han ido descendiendo y ascendiendo, cambiando de forma violenta y contradiciéndose, hasta llegar al punto de considerar al régimen inocente de la masacre de Al-Houla. Es cierto que cambió su postura, y volvió a acusar al régimen, y también es cierto que no escatima en sus palabras de desprecio hacia el régimen sirio, pero también es cierto que la nebulosa que rodea sus posturas nace de su oposición a una intervención extranjera de la ONU, como si esta intervención estuviera a las puertas...

La situación es que la balanza entre el Chávez de los pueblos y el Chávez de los dictadores, tienda a inclinarse hacia el primer personaje, según creo, y con ello, los pueblos pobres y los pueblos del sur en general, han perdido un gran líder popular, incluso quizá hayan despedido a la última representación contemporánea de una poco común mezcla entre Bolívar y el Ché Guevara.

12 comentarios:

  1. Para mi gusto bastante exagerado el exaltamiento postivo a Hugo Chavez. Ese romanticismo revolucionario, que se ha quedado como imagen fija de la revolución cubana en sus inicios, muy pronto mostro un rostro que poco tiene que ver con esos presuntos logros, exagerados por una izquierda que se aferra a los pocos restos mortales de estalinismo y populismo. Lo mismo sucede con Chavez. Sin desmerecer las politicas redistributivas a favor de los sectores populares, lo hizo desde un Estado asistencial y un lugar personal. Dudo mucho de que en Venezuela se haya erradicado el analfabetismo y que me gustaria se contrastara esa información. Luego, se asume como que ha sido un heredero de Bolivar, cuando Bolivar tuvo un pensamiento social pero liberal, en las antípodas del personaje que como buen militar solo exaltó su figura y la utilizó, como los militares golpistas de Argentina, que ensalzaron a San Martin, simplemente por su formación militar nacionalista, pero sin vinculación politica, o ética alguna. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en la opinión. El texto es demasiado romántico en gran medida y parece mentira que lo escriba un sirio reconocido opositor, y no mencione, por ejemplo, los generosos envíos de combustible al régimen. Precisamente porque era propenso al debate, lo he traducido :)
      Gracias por tu aportación.

      Eliminar
    2. "Del buen salvaje al buen revolucionario" es un libro que aunque viejo, debería ser leído por cada persona que desee tener una idea realista sobre los procesos políticos.
      Romántico es ensalzar como revolución democrática a un movimiento islamista reaccionario como la primavera árabe, que no pasa de ser una repetición de Irán 1979, que hasta para eso llegan tarde los países árabes.
      Sólo basta con ver los slogans, métodos, y discursos de los reaccionarios revolucionarios árabes, y de notar a quienes toman como líderes y modelos, más allá de las figuras mediáticas.

      Eliminar
    3. Al paso que iban estas revoluciones, Irán habría caído también, por eso está frenando la revolución siria y apoyando a Asad. No es solo ese "miedo" al ataque de EEUU, es también a la voz de los pueblos...

      Eliminar
  2. El libro de arriba es de Carlos Rangel, un compatriota del presidente aludido.
    Al paso que iban éstas revoluciones, cocinadas en mezquitas, vaya lugar para debatir ideas progresistas, sólo han logrado:
    1.Enriquecer aún más al clero, el abuso financiero de los Imám ya realmente amerita una reacción y respuesta contundentes de parte de la población, cabe recordar que los hermanos musulmanes tienen por guía espiritual suprema, a un miembro de una junta de asesores de sharía financiera del King Faisal Bank; mientras las revoluciones árabes no cuestionen, ni siquiera en artículos de prensa, el nefasto poder omnímodo político-social, incluyendo su criminal intrusión en las vidas privadas y las fastuosas riquezas del clero islámico, cuya obscena ostentación, sólo debería causar repugnancia y asco en cualquier persona, por muy devota musulmán que pueda ser; éstas dichosas revoluciones, no pasarán de ser tragicomedias de pueblos manipulados otra vez, por un instrumento de coerción ya obsoleto en otras regiones, como lo es la religión.
    2.Exterminar a las minorías étnicas y religiosas: Los zagharewas y toubous en libia, los coptos en egipto, los asirios y caldeos y los otros pequeños grupos cristianos y ateos, los druzos e ismaelitas, etc. Es importante recalcar que los jóvenes árabes twitteros y facebookeros, no sólo los dirigentes políticos como el hipercorrupto Mursi, son plenamente hostiles a cualesquiera derechos de las minorías.
    3.Abolir las pocas libertades. Mursi en su poco tiempo, lucrando con el poder ha encarcelado a más periodistas y cerrado más medios, que Mubarak en toda su dictadura, como lo recoge un reciente informe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empiezo por el punto 3: ¿está usted siguiendo las protestas contra Mursi? Más que nada porque el punto se contesta solo y contesta a eso de que los facebookeros están dirigidos. claro que hay grupos dediccados a publicar cosas concretas, pero eso no es extensible a la revolución de forma automática.
      Sobre el punto 2: En todas partes hay extremistas y gente normal, así que esas generalizaciones son simplemente inadecuadas. Olvida usted además que gran parte de las minorías están en la revolución desde el día 1.
      Sobre el punto 1: los HHMM no son clérigos, son todos hombres de negocios o parte de la intelligentsia urbana y se les critica mucho que nada saben de religión en realidad. Además, Arabia Saudí no es modelo para ninguno de los activistas que conozco ni nadie se ha pronunciado en ese sentido. Esta revolución no pretende dar el poder a un ulema, sino al pueblo, que elegirá a sus representantes sometidos al juicio del pueblo según hagan su trabajo.
      Podría extenderme mucho más, pero sinceramente, es un debate del que me he cansado.
      Sobre si las mezquitas son lugares para debatir: dígame usted dónde si no, si más de 5 personas reunidas suponían una conspiración en Siria.
      Concluyo diciendo que el mayor problema que encuentro en todos estos comentarios es una generalización basada en nada feaciente ni palpable de cualquier cosa que se dice. Quien de veras conoce la realidad, duda dada la complejidad de la situación actual y la evolución desde marzo de 2011, por no decir desde antes.
      Saludos

      Eliminar
  3. Señora CyberPeriodista/Weblogger:
    Disculpe que se lo diga, no lo hago como ofensa, pero por favor no asuma que sólo usted conoce Siria, el islam y el medio oriente.
    No voy a hablar de mí mismo, eso no es ético.
    El "Quien de veras conoce la relidad", está fuera de lugar aquí.
    Sobre 1: Las protestas contra Mursi y cada tirano islámico no sólo los árabes, tanto los que tiranizan desde las casas de la muerte o mezquitas, como los que tiranizan desde despachos de gobiernos y empresas, las sigo y apoyo, desde hace años.
    De acuerdo con mi edad, puede que desde hace más tiempo que usted.
    Pero le recuerdo dos cosas:
    a-Los que protestan contra Mursi son declarados apóstatas, por Qaradhawi, Mahmoud Shabaz, Mohammad Al Arifi, Al Azhar, los Muftí Palestino, Egipcio y Saudí; con lo que sus vidas terminarán muy pronto, cuando las borregas masas árabes islámicas salgan a exterminarlos, como ocurre siempre que sus Imám amos y señores incuestionables de las mentes árabes islámicas, les ordenan algo mediante sus edictos religiosos.
    b-Los jóvenes árabes revolucionarios de facebook, google plus, you tube y twitter, incluyendo los que usted reproduce en su blog, están saturados de un odio infinito a los cristianos, druzos y judíos, de un deseo implacable de someter al Islam a los que ellos llaman kaffir/kuffr, de una reverencia malsana por los Imam, no voy a caer en el chiste del canal de you tube que dice que se puede pensar en un sentido freudiano erótico de esa reverencia tan desatada por los charlatanes barbudos , por parte de los jóvenes sirios, libios, los islámicos ocupantes de egipto, jordanos, palestinos, qataríes, etc.
    Los "cristianos" que se unen a éstas jihad e intifadah, no pasan de ser o conversos al Islam como el legendario Vahab Nasrani, u oportunistas ateos cuya única relación con los cristianos y sus intereses, es que son descendientes de alguna familia cristiana, como Elías Khoury, Georges Sabra, Michél Kilo, etc.
    Se debe recordar que tampoco representan a los ateos árabes, quienes excepto esos pocos nombres, reconocen el grave peligro de éstos alzamientos islámicos, que no buscan nada aparte de un Califato mundial, donde todos los otros credos e ideologías serán no exterminados o esclavos de los sunitas, como en las admiradas por los revolucionarios Sudán, Qatar, Pakistán, Arabia Saudita, Afghanistán y la nueva Libia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siga usted decidiendo mi profesión a su antojo, Sr. Anónimo que tiene miedo de hablar de sí mismo porque "no es ético", aunque cada vez me da usted más pistas para saber quién es.
      A. Desgraciadamente en todas partes y todas las religiones hay borregos. De ahí a presuponer que van a ir a por todos hay un trecho, especialmente porque a los salafistas (considerados como los más extremos en la línea así grosso modo) no están nada contentos con Mursi y los HHMM.
      B. Esas generalizaciones son fantásticas: considero entonces que todos los que apoyan al régimen son devotos cristianos, musulmanes ateos y suma y sigue.
      Por supuesto que hay que reconocer el peligro de una ideología radical que se va implantando en algunas zonas, apoyada en gran medida desde fuera. De ahí a negar la naturaleza de la revolución o las dificultades de su camino, debido a una connivencia internacional para hacerla fracasar, aprovechada por personajes llamémoslos "barbudos" si ha usted le gusta, hay un enorme trecho.

      Eliminar
    2. Saludos:
      No se ofusque, le digo cyberperiodista e incluso periodista, porque así se dirige uno a los bloggers, a los que se les considera periodistas de internet.
      No hay intención de ofensa, ni de negar sus títulos académicos, etc.
      No tengo miedo de hablar de mí mismo, es que lo veo como pomposo, de hecho solté alguna indicación sobre mí, en algún comentario.
      Lo de escribir desde México, es porque leí en rebelion.org o en algún otro sitio que no recuerdo, que era usted mexicana, no aclare si no lo es, no es necesario.
      Como dice que no vive bajo las bombas, pues me imagino que no escribe desde Siria.
      En la internet, uno puede redirigir un escrito, usar proxys, así que escribir, desde Turkmenistán y hacer parecer que escribo desde España, no es nada sorprendente para cualquier cybernauta.
      Me imagino que conoce la historia del caricaturista salafita, que escribía desde España, y hacía aparecer una IP address del Iraq, cuando alguien lo rastreaba, porque usaba una conexión por proxy.
      Creo que usted conoció la crueldad de la tiranía del partido Ba'ath, en su afán legítimo por ver al pueblo sirio liberado de ellos, se ha hecho ciega a la mucho mayor opresión del Islam Suni.

      Eliminar
    3. En absoluto estoy ciega y veo los peligros del ascenso del islamismo radical de corte yihadista y la tendencia a la radicalización del discurso. Eso no le quita ni un ápice de grandeza a la revolución que hizo estallar el pueblo sirio en 2011.
      ¿Yo mexicana? Pues mire, nada tengo contra ese país, pero va a ser que nunca lo he pisado, así que infórmese mejor. Y no, no escribo desde Siria ni así lo pretendo, así que no sé a qué viene lo de los proxys.
      Siga con sus desvaríos lingüísticos: me limito a traducir

      Eliminar
  4. Por otra parte:
    Claro que sé quienes son los hermanos musulmanes, como se constituyen, como se financian, su credo e ideología, sus fundadores, su modelo de organización, las preferencias deportivas, musicales y culinarias de cada líder, etc. no me trate de hacer ver como ajeno al mundo árabe islámico. Una banda mafiosa terrorista y racista, responsable de masacres de coptos, desde sus mismos orígenes.
    Sin que ningún "demócrata revolucionario" diga o haga nada al respecto.
    Afirma usted:
    "En todas partes hay extremistas y gente normal, así que esas generalizaciones son simplemente inadecuadas. "
    Pues no, la gente corriente y "normal" árabe islámica apoyan el holocausto cristiano y de otras minorías.
    Como respaldan fuertemente las violaciones sexuales de coptas, periodistas, embajadores y demás kaffir.
    Y hablaba del millonario Youssef Al Qaradhawi, el guía supremo de los hermanos musulmanes, asesor financiero de uno de los bancos más responsables de la crisis financiera global, parte de la jihad financiera; quebrar países para luego forzarlos a asumir fondos halal e islamizarlos, como hicieron en Costa de Marfil, trataron de hacerlo en Rwanda, donde el genocidio fué azuzado por el editor musulmán Hassán Ngueze, quien siempre portaba kuffíyah palestina, cuando hablaba desde la radio y t.v., ahora tratan de hacerlo en Zimbabwe y Zambia. La quiebra de Chipre y Grecia, exigidas por Turquía, son sólo otra evidencia más.
    ?Nada fehaciente y palpable dice?.
    El que el más nefasto régimen árabe, Sudán, sea apoyado por los que jalonan las dizque revoluciones dice mucho de lo que en realidad son.
    Los cuerpos de los coptos violados y muertos por los revolucionarios, junto a las periodistas como Laura Logan, las biblias y cruces quemadas de las iglesias profanadas por la gentuza de la plaza Tahrir y por el fsa; las mujeres forzadas a vestir niqab y abaya, las cuentas bancarias abultadas junto a los coches de lujo y las mansiones de los Imám, las protestas violentas por parte de los mismos jóvenes que hicieron las pesudorevoluciones contra cualquier mínima crítica a la religión.
    Las llamadas y nasheed a por shuhada, khilafa rashida, convertir al islam a europa, exterminar a los judíos y cristianos, dichos por los mismos analistas de t.v. y por los miswmos jóvenes que dicen pedir democracia, libertad, etc.
    Usted afirma:
    "Esta revolución no pretende dar el poder a un ulema, sino al pueblo,"
    eso lo afirma usted desde méxico, no voy a pensar que usted ha creído en la taqíyya de esa gente, y no, no me venga con el manido argumento que "sólo los shíitas hacen taqíyya" y los "revolucionarios sirios son sunitas", pues eso contradice a que sea una revolución secular interconfesional, y de paso olvidaría, que sí los sunitas sí hacen taqíyya. Como sí hacen los sunitas matrimonios mutta, pero los llaman misyar. Y como sí hay pasajes del corán, ordenando matar a paganos, cristianos y judíos. Y hay referencias en el corán, a que la tierra es plana, etc.
    Pero no me gustan los debates teológicos, lo digo porque cada vez que se discute sobre el medio oriente, la propaganda regada por los islámicos para convertir gentes a su credo, oscurece la discusión.
    Pero la verdad es que sí, si lo pretende, así lo afirman las masas árabes musulmanas, fundamentalmente los jóvenes "demócratas".
    El fsa, los jóvenes de Deraa, como el kifaya, los tunecinos, el consejo de transición libio, los opositores bahreiníes sólo quieren un gobierno clerical, sólo varía la forma de acuerdo a su secta:
    Wilaya Faqih/Velayat e Faqih si son shiitas, Khilafa Rashida si son sunitas.
    Pero lo cierto es que los jóvenes sirios y libios no podrán hacer nada, cuando venga la hora que Al Qaradhawi y cada otro clérigo deba pagar por sus crímenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suponiendo que escribo desde México se equivoca usted, que tal vez escribe desde España, Sr. S...
      Yo no he dicho ni voy a decir que los revolucionarios sean suníes, así que no sé a qué viene toda esa debacle teológica que me ha soltado.
      Que mucho listo quiera aprovechar la revolución y dirigir a parte de sus seguidores desgraciadamente pasa y seguirá pasando como ha sucedido también en otros momentos de la historia, con lo cual, nada de diferente tiene esto: ¿me va a decir usted que todo chií quiere la autoridad del jurisconsulto? ¿Es que todo musulmán quiere un califa? ¿Todo cristiano venera al papa o al máximo dirigente de su iglesia? Pasee usted por su ciudad y pegunte, pregunte... Es lógico que en tiempos de dificultad uno se encierre en lo más íntimo que tiene para poder sentir que pertenece a algo, de ahí a convertirlo en su política...
      Perdone, pero los matrimonios de placer son lo mismo que mantener relaciones sexuales antes del matrimonio pero de forma de acuerdo con unos principios: ¿eso es malo? siempre que haya consentimiento por ambas partes, y me consta que hay jóvenes que lo usan para evitar problemas, no le veo el problema. El problema es cuando se fuerza a casarse, léase los últimos informes sobre la India, para que vea que no son solo musulmanes como usted afirmaría seguramente.
      P.D. La Iglesia negó la evidencia durante siglos hasta que tuvo que reconocer que no es el ombligo del mundo, sino un mero brazo de otros tantos.

      Eliminar