Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

martes, 25 de octubre de 2011

Reflexión sobre la mayoría silenciosa


Este texto se ha cogido de una actualización de estado de la página de Al-Domari* de Facebook. 

Más triste que llorar… Muchas veces hay quien espera una historia de sangre caliente para leerla con sangre fría, se llaman para hablar de ella, la analizan y se derrumban ante su sacralidad. Esos que no han matado con sus manos, sino con su silencio… En mi país hay quienes disfrutan con la muerte y quienes disfrutan mirando. Al gobernante árabe no le ha sido difícil imaginar a otro gobernando en su lugar y por ello perdona a sus asesinos sus pecados, pero no perdona a los que piden libertad sus exigencias. No puedes mantenerte neutral mientras estás tratando con los cadáveres esparcidos de las víctimas, parado frente a los charcos de sangre. Recoges la escena en un papel para gentes de papel, no puedes dejar de documentar los hechos, pues la dictadura del Baaz después de 50 años sigue imponiéndonos más víctimas de la libertad, te censura, te juzga, te hace rendir cuentas. ¿Acaso las víctimas son inmortales porque has gritado en la cara de su asesino, por completar tu camino o por contar su historia aunque sea ante las personas que bailan de alegría por la noticia de su partida? ¿O te has callado y has dejado que tu silencio los abandone? ¿Los has inmortalizado o los has abandonado? La muerte en nuestras calles hace que los muertos griten en nosotros.

*Revista satírica que se publicó entre 2000 y 2001 en Siria hasta que fue prohibida por cruzar las líneas rojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario