Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

miércoles, 8 de marzo de 2017

Comunicado de la revista “Nos levantamos por la libertad”




Fecha: 08/03/2017

La revista طلعنا عالحرية lleva trabajando en la zona de Damasco prácticamente desde el inicio de la revolución, gracias a la incansable labor de activistas civiles con sede en la zona de Al-Ghouta. Ayer, 8 de marzo de 2017, su sede fue cerrada y la revista denunciada por orden de la Fiscalía General de Duma -organismo establecido por el poder fáctico en la zona, el Ejército del Islam-, debido a que en su revista se había publicado un artículo en la sección de colaboraciones externas “con expresiones humillantes contra la divinidad”. Al margen del contenido del artículo, arrogándose el derecho de representar a dicha divinidad, dicha Fiscalía ordenaba el cierre no solo de la sede de esta revista, sino de las sedes de organizaciones relacionadas como ella (según su criterio), como entre otras, Los Guardianes del Niño (حراس الطفل), encargados de proteger la infancia en la zona, y el Centro de Documentación de Violaciones, puesto en marcha años atrás por Razan Zaituneh, secuestrada junto con Samira Khalil[1], Wael Hammada y Nazem Hamadi por desconocidos, a pesar de que todos los indicios apuntan al Ejército del Islam. Ante esta situación, los responsables de edición de la revista emitieron el siguiente comunicado. 



Consejo editorial de Nos levantamos por la libertad

A la luz de los recientes acontecimientos posteriores a las protestas por la publicación del artículo “Papá, cógeme” [2] de Shawkat Garazaldin en el número 86 de la revista Salimos por la libertad, la dirección de la revista ha decidido paralizar su actividad dentro de Siria y no continuar con la distribución en papel hasta que el tribunal decida sobre la cuestión.

Aunque la revista ha expresado sus disculpas por este error accidental, después de eliminar el artículo -que solo expresa la opinión de su autor- de todas sus páginas, y de detener la distribución en papel del número que lo contenía, la revista reitera su respeto absoluto a las creencias de todo el mundo y al derecho de las personas de manifestarse y protestar, pues lo consideran parte de los valores que defiende y por los que trabaja.

En este contexto, la revista insiste en que es una institución independiente que no está ligada a ninguna otra institución de las que han sido incluidas en la orden emitida por la Fiscalía hoy en la zona de Al-Ghouta oriental.

Estas organizaciones (la red de Los Guardianes del Niño, el Centro de Documentación de Violaciones, la Organización El día después y los Comités de Coordinación Local) ofrecen importantes servicios sociales a un amplio sector de los sirios de Al-Ghouta, y realizan actividades imprescindibles en el contexto actual de la guerra que el régimen está librando contra la zona, con sus consecuencias económicas y sociales. No es correcto sancionarlas por un error que no han cometido y en el que no tienen potestad alguna. Además, dichas instituciones en su conjunto están en contra del contenido del artículo y consideran que está en total contradicción con sus valores y principios.

Reafirmamos nuestra conformidad con las decisiones de la Fiscalía y con el juicio pendiente y reiteramos nuestro respeto por los sentimientos de los que se han sentido ofendidos por el contenido del artículo. En este sentido, exigimos a la Hisba[3] y al poder judicial que se centren en el artículo como un asunto que concierne exclusivamente a la revista y emitan un fallo en base a ello. También exigimos a los organismos de seguridad y del poder judicial de la ciudad de Duma que asuman su responsabilidad de preservar la seguridad de los trabajadores de la revista y las instituciones anteriormente mencionadas.

[1] En el Diario del asedio a Duma 2013, publicado por Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, se pueden leer las notas que Samira Khalil escribía desde Al-Ghouta antes de su secuestro.
[2] Este fue el grito viral del niño Abdo Taan al-Sattuf tras un bombardeo en la región de Idleb que le arrancó las piernas. Desde el suelo, llamaba a su padre, que, conmocionado, no podía cogerlo.
[3] Cuerpo encargado de asegurarse del que se cumple la aplicación del principio: “Ordenar lo correcto y condenar lo reprobable”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario